Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
REGIONALES

Río Paraná: expertos sorprendidos tras hallar dos peces de aguas heladas

En el río Paraná se encontraron dos salmones, aunque uno solo sobrevivió. Ahora la especie está siendo analizada en el acuario de Rosario.

.

Pescadores y científicos quedaron impactos tras el hallazgo de dos salmones en el río Paraná. El investigador del Inali Pablo Scarabotti en diálogo con Todo en Uno en UNO 106.3 explicó los motivos por los cuales se encontró esta especie, cuya hábitat suelen ser las aguas de Alaska y Siberia.

El profesional contó que la especie que se encontró es el salmón chinook o salmón rey. "Es una especie nativa del hemisferio norte, del Océano Pacífico. Es una especie anádroma, es decir que tiene parte de ciclo de vida en el mar y en un momento los adultos ascienden por los ríos templados. Una vez que alcanzan las cabeceras de los arroyos desovan y los huevos se van derivando y desarrollándose. Los juveniles viven una etapa en agua dulce y luego migran hacia el mar, donde se alimentan, crecen, maduran. Y una vez maduros vuelven a remontar los ríos de estos ciclos", señaló.

El investigador explicó que esa especie se suele encontrar en Alaska y Siberia. Los que se encontraron en Argentina son "bastante corpulentos", tienen entre seis y ocho kilogramos. Y por tal motivo fueron elegidos para los emprendimientos de acuicultura en jaulas en el mar. El primer productor de este salmón es Nueva Zelanda y el segundo Chile. "Estos salmones fueron experimentos de crías en jaulas en la Patagonia chilena y aparentemente algunos ejemplares se escaparon y empezaron a establecer poblaciones en el Océano Pacífico. Ayudados por las corrientes de Cabo de Hornos y por la patagónica estos salmones se han desplazado al Océano Atlántico en Argentina y tienen poblaciones estables ahí. Y ya se sabe hace unos 20 años que estos salmones remontan ríos patagónicos como el río Santa Cruz", expresó.

De acuerdo a Scarabotti, hace dos o tres años se hallaron ejemplares en San Pedro y "lo que llama la atención" es que se encontraron dos ejemplares en el mismo lugar. "Por las dimensiones que tiene el río Paraná es probable que haya un cardumen, de hecho estos peces migran en cardumen. Y lo que se sabe por las migraciones que realizan en los ríos templados, generan como paradas, migran un tramo, se detienen, reponen energía y luego siguen otro tramo", sostuvo.

"El primer ejemplar que se detectó no se pudo recuperar, el segundo sí, está en el acuario de Rosario y se va a analizar. Desde el Inali estamos interviniendo un poco pero es el acuario dependiente del Ministerio de la Producción el que está analizándolo. Se van a hacer estudios genéticos y de contenido estomacal", señaló el experto.

Los salmones son animales depredadores, se alimentan de peces específicamente y es "probable que estos salmones puedan atacar a la fauna local", aunque el investigador advirtió no lo saben aún. Describió que estos animales son de temperaturas muy frías y de sitios con mucho oxígeno disuelto. Y agregó: "Entonces es posible que primero la situación de gran turbidez que tiene el Paraná, y segundo de alta temperatura, genere un estrés fisiológico muy fuerte para estos peces. Es probable que estos no terminen resistiendo a las condiciones del río Paraná, por eso al igual que los esturiones que son otra especie que han sido detectados acá, después de un tiempo están muy debilitados, muy delgados y no terminan sobreviniendo. Así que es de suponer que no resistan".

► Te puede interesar: Pequeños protagonistas: Mega Desfile de Mascotas en Rafaela

El investigador contó que los peces pueden subsistir largos períodos sin alimentarse y generalmente cuando se dan las migraciones los peces no se meten. Aclaró que esto es una hipótesis y a medida que se analice este ejemplar van a ver qué está comiendo. "Potencialmente es un animal que se alimenta de peces y que puede capturar a las especies de pequeño y mediano tamaño", precisó.

"El cambio climático está limitando y perjudicando la distribución de los salmones y es probable que con el aumento de temperatura el río Paraná se torne cada vez más hostil a este tipo de especies y más favorable a las especies tropicales", cerró.

UNO

Gran sorpresa

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso