Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
ESPECTACULOS

Se estrena “Matrimillas”: Lopilato y Minujín se unen en una comedia romántica

Agrandar imagen
"Matrimillas" en Netflix

El director de la nueva película de Netflix es Sebastián de Caro.

Netflix, Luisana Lopilato y Juan Minujín. Un combo que no puede fallar y más si se le agrega la visión de Sebastián De Caro. El resultado es una comedia romántica ágil ideal para estas noches veraniegas y más para esta época, por sus guiños navideños. Matrimillas es el nombre de esta nueva película que llega a la plataforma el próximo miércoles 7 de diciembre.

Antes de avanzar, un concepto esencial. ¿Qué son las mentadas matrimillas? Según una definición que provee la misma plataforma, los también llamados matripuntos (“matri” del latín matrimonīum y “milla” del latín mille passus) se refieren a un sistema informal de puntuación que utilizan las parejas durante la convivencia, en la que cada miembro de la relación va acumulando puntos y puede cambiarlos por una suerte de premio de su preferencia.

“El término es una analogía de los programas de viajero frecuente que ofrecen las aerolíneas comerciales. De esta manera, un miembro de la pareja hace una concesión o un gesto y a cambio obtiene puntos que podrá utilizar para hacer algo de su propio interés. Este sistema de intercambios, acuerdos y retribuciones mutuas puede ser explícito o implícito, es decir, acordado abiertamente por la pareja o darse de manera natural. En los Estados Unidos esta práctica lleva el nombre de brownie points y data de 1951, completa Netflix.

► Lee también: VIDEO | El carísimo regalo que le hizo un millonario qatarí a una periodista argentina

Dicho esto, queda claro por dónde va el asunto. Lopilato y Minujín interpretan a Belén y Fede, un matrimonio de varios años y con un hijo y una hija en edad escolar. La monotonía, el trabajo, las responsabilidades infinitas, las cuestiones personales que suman o restan, hacen a una pareja desconectada y llena de problemas sobre los que no logran hablar de forma satisfactoria.

Así las cosas, alguien les habla de una novedad tecnológica que puede ayudarlos y, en vez de optar por, por ejemplo, hacer terapia, deciden intentarlo. Luego de un tiempo de armonía, los secretos y las aspiraciones personales se interpondrán y todo se convertirá en una salvaje competencia por juntar una cierta cantidad de matrimillas.

Para Sebastián De Caro, esta película, además de ser de un género que conoce y que le gusta “desde muy chico”, tiene una particularidad esencial que no tuvieron sus trabajos anteriores: “A diferencia de proyectos que nacen con un guión que ha hecho uno, que ha presentado a productoras, fui convocado por Buffalo Films y Tieless Media. Ya había un primer guión y estaban dentro tanto Juan como Luisana. Ahí es cuando me sumo como director”.

Me pareció un desafío grande, era aportar o tener una mirada con todo este escenario ya encaminado. Fue una historia que me pareció divertida y me interesó porque discutía la idea de la tecnología atravesando los vínculos, las relaciones personales

Sebastián de Caro

La dupla Lopilato y Minujín

“En eso los incluyo a Lu y Juan: son todos actores y actrices muy sensatos en sus devoluciones e ideas de las escenas y los personajes. Entonces enriquecen y hacen muy fácil el trabajo”, agrega el director. Sobre ellos señala: “Hay características que comparten que tienen que ver con el método de trabajo, con el profesionalismo, cosas que en el caso de ellos, con su nivel, es la base. En particular, Juan es una persona muy… a ver, es director. Ha dirigido cine, una película muy buena, El vaquero. Tiene herramientas y una capacidad que por ahí excede lo actoral. Y Luisana tiene un instinto y oído para la comedia que hacen que también sea muy fácil. Cuando se combinan esas cosas pasa algo increíble, cuando se une esa mirada de Juan, tan integral, y la certeza de Luisana en la comedia”.

Lopilato, por otro lado, tuvo que hacer el rodaje cursando el embarazo de su cuarta hija, que nació en agosto pasado. Al ver Matrimillas, un ojo atento puede observar los trucos para disimular su estado.

“Fue un desafío sobre todo para Clara Stornini, jefa de maquillaje y Liliana Piekar, jefa de vestuario. Fue un desafío para todos pero sobre todo para ellas. Y para Luisana. Pero ella es tan buena compañera y tan profesional que teníamos más preocupaciones nosotros que ella, ella bailaba arriba de la mesa, literalmente”.

Y agrega: “Obvio había que tener cuidado. Si bien ella es mamá de tres y ahora cuatro criaturas preciosas, tiene una genética y capacidad de recuperación envidiables. Pero más allá de eso fue tomar en cuenta dos o tres cosas y listo, y yo ya me olvido cuando veo la película. Nunca tuvimos una situación de ‘no, esperá, esto no se puede hacer’”.

Para ver

Matrimillas. Estreno en Netflix el 7 de diciembre. Con Luisana Lopilato, Juan Minujín, Andrea Rincón. Dirigida por Sebastián de Caro. Productoras: Buffalo Films y Tieless Media. Productores ejecutivos: Esteban Mentasti, Hori Mentasti, Fernando Abadi.

Cine por streaming

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso